Cómo Convertirse En Una Corredora (Parte 1)

Cómo Convertirse En Una Corredora (Parte 1)

La primera regla para correr es que cualquiera puede hacerlo. Si puedes correr y si corres, eres un corredor y nadie te lo puede quitar. Lo mejor de esto, es que para ser corredor no tienes que solicitar una licencia, pasar un examen o hacer un juramento, en el momento en que sales por la puerta, sales y despegas eres admitido.a la hermandad de corredores.

Todos comenzamos a correr por diferentes razones. No hay vergüenza en haber empezado a correr con la esperanza de perder peso o estar en mejor forma. Todos comenzamos en algún lugar y sean cuales sean sus razones, si te ponen en marcha y te mantienen en el buen camino, estas razones son lo suficientemente buenas para cualquiera. Algunos corren porque es más conveniente que seguir un programa, quema las calorías adicionales. Otros corren porque les gusta la sensación de control y empoderamiento que obtienen de ello. Todos tenemos nuestras razones y si has definido las tuyas, aquí tienes algunos consejos prácticos para empezar:

Ruta

Quizás lo más difícil para cualquiera que esté comenzando es encontrar por dónde puede correr. No todo el mundo tiene acceso a un sendero para correr o a un parque, la mayoría de la gente no, por lo que la primera tarea es encontrar una ruta adecuada. Y siempre hay una. Antes de prepararte y salir a correr, explora y mira qué tipo de caminos tienes a tu alrededor. Puedes consultarlo de antemano con los mapas de Google para ver qué dirección puedes explorar primero y verificar qué rutas pueden tener más potencial.

La mayoría de nosotros tendemos a usar el mismo camino de casa al trabajo, del trabajo al supermercado y de regreso a casa, ese es todo el camino que necesitamos la mayor parte del tiempo, y es posible que no seamos conscientes de las posibles rutas para correr que podemos tomar simplemente porque nunca fuimos a explorar. Siempre hay rutas que podemos tomar, quizás no siempre pintorescas o atravesando bosques y campos, pero siempre hay alguna.


Intenta encontrar una carretera, un camino o un sendero que no esté muy transitado, busca otros corredores (otras personas suelen tener la misma idea) y ciclistas, busca también carreteras con menos coches. Muy a menudo, tu ruta de carrera irá desde tu casa, a través de edificios, luego ingresará a algún tipo de parque o terreno, y luego regresará. Trata de evitar elegir un sendero al que tengas que conducir primero, a menos que no se pueda evitar en absoluto.

El paso adicional que tienes que dar para llegar al sendero para correr y luego hacerlo, puede ser esa excusa adicional que te impedirá hacerlo regularmente y luego también se convertirá en la razón para abandonar la idea por completo. El mejor camino es el que comienza en el momento en que sales por la puerta: el paso hacia afuera ya es lo suficientemente difícil como para hacerlo sin complicarlo más. El objetivo de esto es crear hábitos positivos que sean fáciles de seguir.



Necesitas recorrer el camino al menos una vez para tener una idea de él en el momento en que planeas ejecutarlo para asegurarte de saber exactamente qué esperar, ver si está ocupado o si hay problemas y trampas.

Trata de encontrar una ruta que tenga potencial. Al principio no correrás mucho tiempo ni muy lejos, pero eventualmente querrás correr una distancia más larga, y siempre es más alentador cuando tienes algo más lejos a lo que correr en lugar de correr en círculos.

Rutina

Con una actividad como correr, donde la excusa más pequeña puede arruinarlo todo, es muy importante establecer una rutina, el tipo de rutina que puedes repetir casi automáticamente sin pensar demasiado en ella. Es útil si tienes una caja con tu equipo de ejercicio, configurada con todo lo que necesitas para tu carrera, de modo que cuando llegue el momento no estés corriendo por ahí, en lugar de estar corriendo allá afuera, buscando tus pantalones para correr. Te puede ayudar si agregas un estante especial o un compartimento para tu ropa de correr en tu armario. Puedes guardarlo todo en una caja, tener tus zapatillas de correr en la puerta todas las mañanas y tu reproductor de mp3, si lo usas, siempre cargado en la estación de carga.

Es algo pequeño, pero cuando se trata de eso, hará una gran diferencia. No querrás pasarte una eternidad preparándote para correr, de esa manera tendrás todo el tiempo del mundo para encontrar una excusa para no ir; incluso los corredores experimentados caen en la trampa de vez en cuando. Haz que el proceso sea lo más fácil y rápido posible, para que estés corriendo antes de que te des cuenta. De hecho, las mejores carreras son las carreras matutinas por esa misma razón, si logras salir de casa antes de que tu cerebro se despierte y se dé cuenta de lo que está pasando y encuentre una excusa para no ir, estará a mitad de camino a través de su ruta - siempre funciona.

Régimen

Si no sientes que necesitas un día de descanso, no tienes que tener uno. Correr todos los días es posible, siempre y cuando lo hagas siguiendo un patrón que puedas mantener, por ejemplo, un día difícil debe ir seguido por un día fácil. Si no estás corriendo por correr pero quieres ver resultados, perder peso, mejorar tu velocidad o distancia, tienes que variar tu patrón de carrera tanto como sea posible. Correr a la misma velocidad, la misma distancia, todos los días, eventualmente dejará de darte resultados y te estancarás.

Porque tu cuerpo se acostumbrará a la misma carga y se optimizará y trabajará con su mínimo esfuerzo y recursos. Si llega a una meseta, cambie las cosas: aumente su velocidad o distancia, agregue sprints a la mezcla o corra cuesta arriba.


Con esto terminamos la primera parte de este post. ¡Anímate y Sal Afuera a Correr! Empieza ahora, que nosotros te esperamos la próxima semana con aún más consejos sobre cómo empezar y seguir corriendo.

Skinny Coffee SuperBoost 

quiere ayudarte a que te conviertas
en una Corredora.

¡¡HAZ CLICK AHORA Y

OBTÉN RESULTADOS!!

¿QUIERES LEER MÁS SOBRE FITNESS?

¡Puedes Unirte a la Comunidad de Skinny Coffee y enterarte los beneficios de nuestro Skinny Coffee, entrenamientos, rutinas y más.

 

¡Únete a la conversación!

¡Me encantaría escuchar tus pensamientos y experiencias!
Deja un comentario abajo y cuéntanos cuál fue tu experiencia yendo a correr.
¿Tienes algún consejo adicional para compartir. ¡Estoy ansiosa por leerte!
Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.