Cómo Comer Sano Cuando No Puedes Cocinar

Cómo Comer Sano Cuando No Puedes Cocinar

No todo el mundo puede cocinar comidas saludables todo el tiempo. Algunos viajamos, otros vivimos con familiares y tener un menú especial no es una opción y otros simplemente no tenemos tiempo para cocinar. Sin embargo, eso no significa que no puedas comer sano.

Establezcamos, por un momento, una línea de base para una alimentación saludable. Hay dos cosas que debes tener en cuenta:

  • Obtener suficientes nutrientes para ayudar a tu cuerpo a desarrollarse y mantenerse.
  • No sobrecargarse de hidratos de carbono, azúcar y sal.


Claro que hay preguntas sobre calorías, vitaminas y proteínas, pero se trata de ajustar un proceso en lugar de ponerlo en marcha y realmente es esa base de referencia la que debemos abordar primero.

¿Cómo mantienes incluso una apariencia de alimentación saludable si estás de viaje y todo a lo que tienes acceso es comida rápida? ¿Cómo te aseguras de que tu cuerpo obtenga todo lo que necesita cuando no tienes tiempo para cocinar o si no cocinas nada porque alguien más está a cargo de ello? ¿Cómo obtienes una dieta saludable si eres un estudiante con un presupuesto limitado o tienes una familia numerosa?

Para responder a estas preguntas tenemos que mirar los conceptos básicos. ¿Qué es lo que necesitas para tener un cuerpo sano?

¿De qué tipo de nutrición estamos hablando exactamente y cómo se puede lograr? Hay dos requisitos básicos que cualquier cuerpo necesita:

  • Combustible
  • Materiales de construcción

Sin el primero ni siquiera puedes empezar. Sin el segundo no habrá crecimiento ni desarrollo e incluso se verá afectado el mantenimiento básico de los músculos y de las articulaciones. Para conseguir todo esto necesitamos una dieta que aporte seis ingredientes básicos:

  • Carbohidratos
  • Proteína
  • Grasa
  • Vitaminas
  • Minerales
  • Agua

Equilibrar Tu Ingesta de Alimentos

Necesitas carbohidratos para obtener energía, proteínas para desarrollar y reparar músculo, grasas para tener energía de respaldo, vitaminas y minerales para mantener funciones corporales saludables y agua para mantenerte con vida.

 

El truco es lograr que todos los ingredientes se equilibren a la perfección. Cada dieta, incluso una de comida rápida, tendrá carbohidratos y grasas. Lo más probable es que también contenga algo de proteína o proporcione algunos de los aminoácidos básicos para que el cuerpo lo sintetice.

En lugar de obsesionarse con obtener cada ingrediente preciso, esto es en lo que tienes que concentrarte:

Agua.

Siempre asegúrate de que estás bien hidratada. Esto no solo ayudará a que tu cuerpo funcione correctamente, sino que también ayudará a tu digestión, lo cual es aún más importante cuando uno no está comiendo todos los alimentos adecuados.

 

Carbohidratos y Grasas.

Si tu dieta es súper rica en hidratos de carbono (azúcares, pan, pasta y arroz, por ejemplo) y además tienes algo de grasa animal, debes asegurarte de no comer más de lo necesario. Controle las porciones comiendo quizás la mitad de su almuerzo (o sin comer si no hace ejercicio ese día). Los monjes de Shaolin comen la comida más pesada del día en el desayuno para que puedan tener la energía que necesitan para entrenar durante el día. Tienen un almuerzo un poco más ligero y menos comida por la noche. Intente hacer eso, reduciendo las porciones desde el desayuno hasta la cena y vea cómo funciona en términos de sus necesidades energéticas.

Vitaminas y Minerales.

Trate de comer algunas verduras y frutas cuando se presente la oportunidad. Nuevamente, sin obsesionarse con eso, esto se encargará de algunos de los requisitos de vitaminas y minerales de tu cuerpo y también proporcionará proteínas para el crecimiento y las reparaciones.

Proteína.     

Hay más conceptos erróneos sobre las proteínas que sobre cualquier otro de los ingredientes clave necesarios para un cuerpo sano. Idealmente, deberías comer carne baja en grasa porque es fácil de digerir y te brinda una fuente útil de proteínas, pero si no cocinas, no puedes cocinar, estás en movimiento y tu dieta no está completamente bajo tu control, prácticamente cualquier cosa que comas contendrá algún tipo de proteína o los componentes básicos necesarios para sintetizarla. Eso incluye lechuga iceberg y tomates (ambos contienen proteínas).

De hecho, el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre nutrición enumera el arroz integral, los tomates, las papas, los pimientos verdes, el maíz, la lechuga (iceberg), el apio, los pepinos, la avena, las zanahorias, el brócoli y los frijoles pintos como excelentes fuentes de proteínas. La carne hace la vida más fácil, pero no tener acceso a cantidades regulares bien cocinadas no es un problema.

Come lo que Puedas, Cuando Puedas

Todo esto debería darte una idea de tu estrategia de nutrición: come lo que puedas, cuando puedas, controlando solo la cantidad de alimentos que eliges comer en relación directa con la cantidad de ejercicio que estás haciendo. La comida "incorrecta" no será un problema porque rara vez nos quedamos con ella el tiempo suficiente para que se convierta en un problema. Pero las cantidades incorrectas de los alimentos incorrectos son un problema, ya que sobrecargan nuestro sistema con calorías que no necesitamos y no deberíamos tener que procesar.

Entonces, resumiendo, puedes comer casi todo lo que quieras siempre que:

  • Su dieta sea variada a largo plazo y no termine teniendo una dieta de comida rápida durante meses;
  • No come más de lo que necesita para mantenerse activo: mantenga sus porciones pequeñas en los días de poca actividad;

Y eso realmente debería resolver la mayoría de las obsesiones por la comida, las dietas macrobióticas específicas, el tipo de proteína "adecuada" (no existe tal cosa, todas las proteínas son solo proteínas) y las llamadas dietas de "rendimiento".

No todo el mundo puede cocinar comidas saludables todo el tiempo. Algunos viajamos, otros vivimos con familiares y tener un menú especial no es una opción y otros simplemente no tenemos tiempo para cocinar. Sin embargo, eso no significa que no puedas comer sano.

Establezcamos, por un momento, una línea de base para una alimentación saludable. Hay dos cosas que debes tener en cuenta:

  • Obtener suficientes nutrientes para ayudar a tu cuerpo a desarrollarse y mantenerse.
  • No sobrecargarse de hidratos de carbono, azúcar y sal.


Claro que hay preguntas sobre calorías, vitaminas y proteínas, pero se trata de ajustar un proceso en lugar de ponerlo en marcha y realmente es esa base de referencia la que debemos abordar primero.

¿Cómo mantienes incluso una apariencia de alimentación saludable si estás de viaje y todo a lo que tienes acceso es comida rápida? ¿Cómo te aseguras de que tu cuerpo obtenga todo lo que necesita cuando no tienes tiempo para cocinar o si no cocinas nada porque alguien más está a cargo de ello? ¿Cómo obtienes una dieta saludable si eres un estudiante con un presupuesto limitado o tienes una familia numerosa?

Para responder a estas preguntas tenemos que mirar los conceptos básicos. ¿Qué es lo que necesitas para tener un cuerpo sano?

¿De qué tipo de nutrición estamos hablando exactamente y cómo se puede lograr? Hay dos requisitos básicos que cualquier cuerpo necesita:

  • Combustible
  • Materiales de construcción

Sin el primero ni siquiera puedes empezar. Sin el segundo no habrá crecimiento ni desarrollo e incluso se verá afectado el mantenimiento básico de los músculos y de las articulaciones. Para conseguir todo esto necesitamos una dieta que aporte seis ingredientes básicos:

  • Carbohidratos
  • Proteína
  • Grasa
  • Vitaminas
  • Minerales
  • Agua

Equilibrar Tu Ingesta de Alimentos

Necesitas carbohidratos para obtener energía, proteínas para desarrollar y reparar músculo, grasas para tener energía de respaldo, vitaminas y minerales para mantener funciones corporales saludables y agua para mantenerte con vida.

 

El truco es lograr que todos los ingredientes se equilibren a la perfección. Cada dieta, incluso una de comida rápida, tendrá carbohidratos y grasas. Lo más probable es que también contenga algo de proteína o proporcione algunos de los aminoácidos básicos para que el cuerpo lo sintetice.

En lugar de obsesionarse con obtener cada ingrediente preciso, esto es en lo que tienes que concentrarte:

Agua.

Siempre asegúrate de que estás bien hidratada. Esto no solo ayudará a que tu cuerpo funcione correctamente, sino que también ayudará a tu digestión, lo cual es aún más importante cuando uno no está comiendo todos los alimentos adecuados.

 

Carbohidratos y Grasas.

Si tu dieta es súper rica en hidratos de carbono (azúcares, pan, pasta y arroz, por ejemplo) y además tienes algo de grasa animal, debes asegurarte de no comer más de lo necesario. Controle las porciones comiendo quizás la mitad de su almuerzo (o sin comer si no hace ejercicio ese día). Los monjes de Shaolin comen la comida más pesada del día en el desayuno para que puedan tener la energía que necesitan para entrenar durante el día. Tienen un almuerzo un poco más ligero y menos comida por la noche. Intente hacer eso, reduciendo las porciones desde el desayuno hasta la cena y vea cómo funciona en términos de sus necesidades energéticas.

Vitaminas y Minerales.

Trate de comer algunas verduras y frutas cuando se presente la oportunidad. Nuevamente, sin obsesionarse con eso, esto se encargará de algunos de los requisitos de vitaminas y minerales de tu cuerpo y también proporcionará proteínas para el crecimiento y las reparaciones.

Proteína.     

Hay más conceptos erróneos sobre las proteínas que sobre cualquier otro de los ingredientes clave necesarios para un cuerpo sano. Idealmente, deberías comer carne baja en grasa porque es fácil de digerir y te brinda una fuente útil de proteínas, pero si no cocinas, no puedes cocinar, estás en movimiento y tu dieta no está completamente bajo tu control, prácticamente cualquier cosa que comas contendrá algún tipo de proteína o los componentes básicos necesarios para sintetizarla. Eso incluye lechuga iceberg y tomates (ambos contienen proteínas).

De hecho, el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre nutrición enumera el arroz integral, los tomates, las papas, los pimientos verdes, el maíz, la lechuga (iceberg), el apio, los pepinos, la avena, las zanahorias, el brócoli y los frijoles pintos como excelentes fuentes de proteínas. La carne hace la vida más fácil, pero no tener acceso a cantidades regulares bien cocinadas no es un problema.

Come lo que Puedas, Cuando Puedas

Todo esto debería darte una idea de tu estrategia de nutrición: come lo que puedas, cuando puedas, controlando solo la cantidad de alimentos que eliges comer en relación directa con la cantidad de ejercicio que estás haciendo. La comida "incorrecta" no será un problema porque rara vez nos quedamos con ella el tiempo suficiente para que se convierta en un problema. Pero las cantidades incorrectas de los alimentos incorrectos son un problema, ya que sobrecargan nuestro sistema con calorías que no necesitamos y no deberíamos tener que procesar.

Entonces, resumiendo, puedes comer casi todo lo que quieras siempre que:

  • Su dieta sea variada a largo plazo y no termine teniendo una dieta de comida rápida durante meses;
  • No come más de lo que necesita para mantenerse activo: mantenga sus porciones pequeñas en los días de poca actividad;

Y eso realmente debería resolver la mayoría de las obsesiones por la comida, las dietas macrobióticas específicas, el tipo de proteína "adecuada" (no existe tal cosa, todas las proteínas son solo proteínas) y las llamadas dietas de "rendimiento".

Skinny Coffee SuperBoost 

¡Nuestro último consejo es que pruebes Skinny Coffee SuperBoost y disfrutes de sus maravillosos efectos sobre la reducción del apetito, la hinchazón y la pérdida de peso.

¡¡HAZ CLICK AHORA Y

OBTÉN RESULTADOS!!

 

¿QUIERES LEER MÁS SOBRE NUTRICIÓN?

¡Puedes Unirte a la Comunidad de Skinny Coffee y enterarte los beneficios de nuestro Skinny Coffee, entrenamientos, rutinas y más.


¡Únete a la conversación!

Nos encantaría escuchar tus opiniones y experiencias personales. Deja un comentario a continuación y conectemos. Juntos, podemos ayudarnos unos a otros a comer un poco más sano y tener una vida mejor. ¡No seas tímida, comparte tus experiencias y sé parte de nuestra comunidad

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.